Cómo amamantar a tu bebé con síndrome de Down

En el caso que durante tu embarazo ya sepas que tu bebé va  a nacer con síndrome de Down, y tengas la intención de darle el pecho, quizá te estés preguntando ¿podrá amamantar mi bebé? ¿Afectará el hecho de tener síndrome de Down? . Un bebé con síndrome de Down sí puede tomar el pecho.

Sin embargo, puede haber algún que otro obstáculo que dificulte o complique la lactancia materna, o que no la haga muy sencilla. Un bebé prematuro, o que tiene algún problema coronario o cualquier otra condición médica al nacer, bajo tono muscular, madurez pobre, succión débil, o duerme en exceso (con frecuencia asociado a los bebés con síndrome de Down), tendrán un impacto sobre la lactancia materna. Algunos bebés con síndrome de Down requieren tubos nasogástricos y biberón.  Sin embargo, con tiempo y con paciencia, y sobre todo con la ayuda de una asesora de lactancia, muchos bebés pueden hacer la transición a lactancia materna exclusiva.

No sólo es la leche materna la mejor y la opción más saludable para tu bebé con síndrome de Down, si no que el proceso de amamantar en sí mismo también es beneficioso porque puede ofrecer cambios en la estructura bucal y puede impactar positivamente en su respiración, desarrollo del paladar, y sus futuras capacidades orales.

Resultado de imagen de lactancia materna down

¿Cómo me preparo para dar de mamar a mi bebé con síndrome de Down?

Como todo en la vida, lo esencial es prepararse.

  • Primero asiste a una clase preparatoria para entender como funciona la lactancia materna. Pregunta a tu comadrona o acude a un grupo de apoyo a la lactancia materna.
  • Cómprate un sacaleches. Si por alguna razón, tu bebé necesita separarse de ti en el momento de nacer, o si quieres prolongar la lactancia materna el máximo de tiempo posible, es esencial que te compres un sacaleches eléctrico Hospital Grade. Este tipo de sacaleches es el más potente que existe y te asegurará la cantidad de leche necesaria para tu bebé. Mantener una cantidad apropiada es clave, hasta que te asegures que el bebé está tomando la cantidad que necesita en cada toma. 
  • Averigua si en el Hospital donde vas a dar a luz cuentan con asesores adecuados, y si podrán visitarte en casa para hacer un seguimiento tras el alta. También hay asociaciones que ofrecen este servicio. Pregunta si tienen experiencia con bebés con síndrome de Down, ya que deben entender que el menor tono muscular y posibles complicaciones médicas pueden afectar en la alimentación del bebé. Estas condiciones pueden hacer que la lactancia materna tarde más tiempo en arraigarse, y quizá necesites hacerte con una báscula digital, pezoneras, u otros accesorios.  Hay bebés con síndrome de Down que no tienen dificultades para hacer la transición al pecho, mientras que otros tarden de 3 a 4 meses en poder conseguir una lactancia materna exitosa.  No hay una fórmula mágica que consiga que todos los bebés con síndrome de de Down puedan tener una lactancia materna exclusiva, la mayoría lo consigue poco a poco a medida que van madurando y se vuelven más fuertes.
  • Busca también alguna red social o grupo en tu ciudad donde puedas comunicarte con otras familias con problemas similares a los tuyos. Ellos te pueden aconsejar sobre establecimientos en tu ciudad, médicos, terapeutas, asesores de lactancia materna y otros temas que ellos ya han vivido con sus propios hijos. En Facebook hay muchos grupos que ofrecen apoyo a las madres embarazadas, y páginas dedicadas a la lactancia materna. Y recuerda que aunque las páginas de medios sociales puedan brindarte excelente información y contactos para ti y tu bebé, siempre debes consultar a un profesional cualificado si tienes dificultades con la lactancia. Estas páginas te hablarán sobre sus experiencias personales, pero cada situación es diferente y cada bebé es diferente.

Lo importante es que estés preparada y que sepas qué dificultades puedes encontrarte por el camino.

Recuerda que siempre hay un modo “ideal” para iniciar la lactancia materna pero que también existe el modo “real”. Con bebés con síndrome de Down tenemos que adaptarnos a lo que tenemos e ir avanzando a su propio ritmo. Hay veces en las que bien la mamá o el bebé tienen complicaciones que superar que pueden hacer que la lactancia materna se vea ralentizada. Por eso es importante planificar tus intenciones para que no te veas perdida.

Una vez tu bebé ha nacido, pide que te lo den al momento y déjalo sobre tu pecho, este primer contacto piel con piel con tu bebé facilita la lactancia materna y refuerza el vínculo madre-hijo. Si por cualquier razón, tu bebé no se coge al pecho al nacer, debes empezar a extraer leche lo antes posible.  Pide ayuda a una asesora de lactancia materna. Ten en cuenta que algunos bebés no consiguen mamar durante horas o durante días. Si continuas extrayendo leche, estás posibilitando la transición al pecho.

Las primeras 24 ó 48 horas tendrás calostro, que a veces es más fácil extraer con las manos.  Puedes pedir ayuda a una comadrona cualificada o a una asesora de lactancia. Si tu bebé no se coge al pecho por algún motivo, pide ayuda rápidamente. La identificación e intervención temprana de cualquier condición puede marcar una gran diferencia a la hora de establecer la lactancia materna.

Resultado de imagen de calostro

Los bebés con un  bajo tono muscular o una succión pobre pueden necesitar el uso de pezoneras, a veces tan sólo durante unos pocos días. Una pezonera es una especie de copa de silicona que colocas en el pezón  y que ayuda al bebé a cogerse mejor al pecho y mantener un patrón de succión.

Resultado de imagen de pezonera

También existe el sistema de nutrición suplementaria, que posibilita dar el pecho en situaciones en las que no sería posible. Ayuda  a la succión y a la producción de leche en la madre. Puedes necesitar este sistema durante un periodo corto de tiempo, y puede ser vital para realizar la transición a la lactancia materna exclusiva.

Sistema de Nutrición Suplementaria Medela

Es determinante comprobar que el bebé está ganando peso para evaluar si la lactancia está yendo bien. Estar planificada, contar con apoyo profesional y el conocimiento necesario sobre cómo superar los posibles obstáculos te ayudarán a que la lactancia materna se pueda llevar a cabo.

¡Mucha suerte y recuerda que no estás sola!

Share

Nueva revista “Plaza Familia”

Hoy voy a hablaros de una nueva revista en la que colabora nuestra gran amiga Eliana Tardío. Se trata de la revista Plaza Familia que tendrá repercusión nacional en Estados Unidos y que es totalmente bilingüe en inglés y en español, dirigida al público hispano de ese país.

Y lo más interesante es que nuestra amiga Eliana colabora en esta columna mensual en la que ella habla de algo en lo que es una verdadera experta:  Criar hijos con habilidades diferentes educando a nuestras comunidades acerca de su condición como seres humanos más parecidos que diferentes! 

Por el momento alrededor de 400.000 copias se están distribuyendo  de manera gratuita en los Walmarts y tiendas Hispanas de las ciudades de Miami, Los Angeles, New York, Houston y Chicago.  Yo os paso este link para que todos vosotros también tengáis acceso a las ediciones de febrero y marzo.

Gracias a Eliana Tardío por compartir todo su saber a través de su red social Eliana Tardío, su página de Facebook y su Twitter.

 

 

Entrada relacionada:

http://elianatardio.com/2012/02/plaza-familia-la-nueva-revista-para.html

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Get plugin http://www.fastemailsender.com