Las personas con síndrome de Down aportan eficacia y reputación social a la empresa

Empleada en Carrefour
Empleada en Carrefour

El 90% de las personas con síndrome de Down accede a la escuela ordinaria, sin embargo el acceso a Secundaria y Formación Profesional sigue siendo una asignatura pendiente. En España cerca de 25.000 personas con síndrome de Down está en edad laboral, pero sólo el 2% trabaja en la empresa privada. Según el Diario de León, las personas con la Trisomía 21 sufren una tasa de desempleo del 95%, muy por encima del 85% para los discapacitados intelectuales y del 74% para los que sufren una discapacidad general.

La integración de empleados con síndrome de Down en la empresa debe ser normal y no supone ningún coste adicional, si no una oportunidad porque las personas con síndrome de Down son capaces de desarrollar su trabajo con eficacia y además aportan reputación social y rentabilidad a la empresa porque su compromiso es mayor. Saben la responsabilidad que adquieren. Cada vez más empresas se dan cuenta de las ventajas de la contratación de las personas con discapacidad porque aportan en positivo y consiguen que las empresas se vinculen cada vez más a la sociedad, ganando en reputación al tener en cuenta la empleabilidad de estos colectivos.

En Barcelona opera Aura Fundació, con más de 25 años de experiencia, quienes favorecen la inserción laboral de personas con discapacidad en el mundo de la empresa. Aura Fundació se basa en la metodología “Empleo con apoyo”. Esta metodología comenzó a desarrollarse en Estados Unidos en los años 80. Es un modelo de integración laboral que facilita la incorporación al empleo ordinario, ajustado a las necesidades del empleado con discapacidad.

 

Se basa en cuatro puntos fundamentales:

1. Empleo integrado en empresas normalizadas en condiciones lo más similares posibles a las de los compañeros de trabajo sin discapacidad que llevan a cabo actividades equiparables.

2. Entrenamiento dentro del puesto de trabajo, de manera que primero se ubica a la persona en un puesto y ahí mismo se le proporciona el entrenamiento necesario para llevarlo a cabo.

3. Remuneración desde el primer momento como cualquier otro trabajador.

4. Apoyo a lo largo de la vida laboral de la persona para posibilitar su mantenimiento del puesto y del rendimiento requerido. Este apoyo fluctúa a  lo largo del tiempo en función de la situación de la persona.

Aquí podéis ver el vídeo sobre la labor que Aura Fundació lleva a cabo en Barcelonaintegr

 

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Get plugin http://www.fastemailsender.com